viernes, 26 de junio de 2015

BE CAREFUL WITH THE SUN #BeHawaiian

Como ya os comenté en el post del otro día, este verano he sido elegida por trnd para pasar un verano con los fotoprotectores de Hawaiian Tropic y contaros poco a poco como mi piel va subiendo de color ¡sin quemarme! siempre con la mejor protección.

Me encanta tomar el sol; hay gente que no lo soporta, que se aburre... ¡Yo lo disfruto cada segundo! Tumbada en la arena, escuchando buena música, con un refresco a mano o en medio del mar, flotando en una colchoneta sintiendo como la luz revitaliza y alimenta mi cuerpo ¡¡¡Eso sí con un buen protector solar!!!


Como podéis ver en mis looks diarios, soy bastante blanquita de piel y me encanta tomar el sol... 2 cosas complatemente contradictorias sin pasar por una fase de quemaduras ¿verdad? Cada vez voy siendo más consciente que el sol no es tan bonito como lo pintan sino que es nuestro mayor enemigo durante el verano si no le prestamos la suficiente atención.

Pero la gran pregunta es ¿Cómo funciona el sol? ¿Qué hace para que nos pongamos morenos? Pues bien, cuando los rayos del sol alcanzan nuestra piel, ésta desarrolla un mecanismo de defensa a través de una mayor producción de melanina, oscureciendo así el tono de la piel; por eso nos bronceamos.

Pero la melanina no es suficiente para defender a la piel de los rayos solares (o por lo menos la mía que creo que está en déficit) y es por eso que debemos aplicar sobre la piel los protectores solares para evitar quemaduras que causen daños irreversibles en nuestra piel.

Y es que tenemos que tener en cuenta el daño que nos pueden causar los rayos ultravioleta y que hoy, cual hada madrina, os voy a contar:
  • Los rayos UVB atacan a la epidermis (la parte más externa de la piel) y causan daños visibles e inmediatos tras la exposición solar como quemaduras y ampollas, y en los casos más graves pueden ser la causa de tumores en la piel.
  • Los rayos UVA, tienen menos intesidad que los UVB pero a cambio penetran más en profundidad causando el envejecimiento cutáneo, erupciones cutáneas, pigmentación de la piel e incluso tumores.
Con la ayuda de los productos solares conseguimos evitar daños en el aparato epidérmico. Una crema solar protege del 85% al 98% de las radiaciones UVB y un mínimo del 30% las UVA.

¡¡Espero que os haya servido de ayuda y nos os perdáis el próximo post donde os explico cómo elegir el fotoprotector adecuado en función de vuestro tipo de piel!!

5 comentarios

  1. happy summer
    new post: http://melodyjacob1.blogspot.com/2015/06/black-zipper-tote.html

    ResponderEliminar
  2. I love sun but I always use a SPF cream!
    Have a sunny day dear! ^-^
    xoxo
    www.milleunrossetto.blogspot.it

    ResponderEliminar
  3. Me parece algo muy importante, este post es genial.
    Un besito :)
    Pretty Little Lawyer

    ResponderEliminar
  4. Interesante saber como funciona el sol, me ha gustado lo que he leído, voy a hacerme seguidora de tu blog.

    ResponderEliminar
  5. Lovely summerish photo!

    http://beautyfollower.blogspot.gr/

    ResponderEliminar

© PREPPY ELS
Maira Gall